Trainspotting

001_h2j6yx

Todo es horrible. Si están drogados quieren desengancharse, y si no lo están, quieren engancharse. Y así, entrando y saliendo del mundo alucinado, el tiempo se les va escapando este grupo de amiguetes de Edimburgo que eligieron no elegir. Chuches van. Chutes vienen… Y la vida pasa.

Tras una larga reflexión en la que se pone sobre la balanza las ventajas y las desventajas de la heroína, Renton (Ewan McGregor) decide que es hora de desengancharse. Así que va a meterse su último y espactacular chute a la casa de la madre superiora, un vendedor de drogas cuyo apodo le viene por el tiempo que lleva con el hábito. Abastecido con abundantes latas de sopa, enjuague bucal, pornografía y otros implementos, se encierra en su habitación para iniciar el duro, largo y penoso camino de desengancharse.

Pg-19-rock-rex

Lo más difícil para un desenganchado es reiniciar la vida social con sus otros amigos enganchados y Renton no es la excepción tras una pequeña crisis con unos supositorios de opio de encontrarse con sus colegas stick boy un experto en Sem Connery el alocado Sport Bremer Kevin McKidd García Delgado y Benji un esquizofrénico salvajes y vídeo del ti Ximo charlatán que tampoco toca la heroína discotecas consumiendo alcohol y drogas blandas Elton va transcurriendo entre otras cosas va a casa de Toni y le roba un vídeo que el chico ha grabado haciendo el amor con su novia redescubre el sexo que va desde sus tiempos de heroinómano y para ello elige a Diane una precoz adulta que no es más que una colegiala

giphy

Sin heroína la vida no es tan divertida así que ven tom decide volver a los chutes el hijo de una amiga muere Spud va preso al ser abandonado por su novia por el incidente del vídeo perdido se engancha malamente y contra el SIDA en el hospital por una sobredosis sus padres lo desenganchan con terapia de aislamiento se va a tener se va a tener una vida normal en Londres hasta que se instalan en su casa Beli Steamboy manos un negocio de venta de droga es muy buenos dividendos Lucio pero aparentemente perfecto sobre todo para rentón hicieron mucho a lo mejor obra mal breve meditación lo cierto es que soy una mala persona.

tumblr_ni9ufv5TPr1sibqmoo1_400

EL CREDO NIHILISTA

“Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?”.

tumblr_m39cunjfdc1qmf0pfo1_500

LA PANDILLA TÓXICA

La subcultura de la jeringuilla en el Reino Unido que patética y divertidamente  expuesta en Trainspotting, película de culto de los noventa que relata las andanzas de un grupo de colegas que van por la vida de chute en chute, esperando la nada.

Nada tienen que perder. Nada tienen que ganar. Sus vidas son muy sencilla. Cuando están drogados, quieren desengancharse y cuando están lúcidos, quieren drogarse. A los chicos de Trainspotting se les va la vida entre chute y chute. Y eso es todo. Anécdota mínima, efecto máximo. Allí está el secreto del éxito del libro de Irving Welsh que, en menos de tres años, se hizo exitosa pieza teatral, película de culto, vídeo de colección y solicitado disco compacto hasta devenir. Finalmente, en fenómeno social y manual del perfecto nihilista de los noventa.

giphy (1)

Trainspotting es una contemporánea fábula intravenosa de reminiscencias surrealistas. Y, aunque tiene vocación coral, pandillera y colectiva, todo se articula alrededor de Renton, su auténtico antihéroe y legítimo perdedor que, después de la película, quedará permanentemente pegado a la cara de Ewan McGregor. Sus mordaces reflexiones son la voz cantante, el hilo conductor que obliga al espectador a dar un paseo -macabro pero divertido- por los oscuros túneles de su mente en constante excitación. Y es a través de sus palabras como queda traducida la filosofía de sus vidas, donde hay carencias en todo y aspiraciones de nada.

El enigmático título sigue siendo una incógnita. En principio se supone que trainspotting es un hooby (muy británico y, adicionalmente muy inútil que consiste en hacer el tonto sentado en un andén del metro y dedicarse, bobamente, a anotar en una libretita los horarios de la llegada de cada tren. A prtir de allí, según Danny Boyle, director de la película, “se ha convertido en un término que designa a toda persona con un comportamiento obsesivo, gente que hace cosas patéticas e inútiles, como aprenderse de memoria todo lo relaccionado con Sean Connery”. Sin embargo, McGregor dijo que tenía que ver con las marcas de los pinchazos que quedan plasmadas en los brazos de los adictos y que se asemejan a uno de esos mapas con las rutas de los trenes.

trainspotting-injection-o

Todo podría ser. Pero lo cierto es que, desde 1996, para el común de la gente, Trainspotting no es más que el sinónimo de una película literalmente alucinante, un film que se hizo cult-movie apenas nació y que pronto se transformó en uno de los iconos más adorados de la cultura pop de los noventa. Temáticamente está cerca del retrato social, pero estilísticamente, muy lejos del documental. Hay que mirarla con cuidado, pues aunque se acuñan frases como “Intenta recordar tu mejor orgasmo. Ahora multiplícalo por mil y ni siquiera estarás en el umbral del placer que produce un buen chute de caballo“, no es una apología de las drogas. En realidad no es una apología de nada. Es una película, un divertimento que propone un paseo por la subcultura de la jeringuilla en el Reino Unido.

Huyendo como de la peste del cine realista, duro y posthatcheriano de Ken Loach y otros cineastas de moda en su día en el Reino Unido, el trío confirmado por Danny Boyle, el productor Andy McDonald y el guionista John Hodge, decidió crear su mecanismo de distanciamiento a través del espectáculo y una definida postura estética. La novela de Welsh los colocaba en una disyuntiva. En primer lugar, tenía un tema muy propicio para hacer una sesuda radiografía social. Y, por otro, la estructura no se prestaba para una adaptación cinematográfica. “Demasiado episódica, demasiados monólogos, demasiados personajes…”, recuerda Hodge. Pero estaban muy entusiasmados, así que idearon una funcional y atractiva puesta en imágenes que queda ejemplificada en escenas como la ya mítica y repugnante secuencia en la que Renton intenta rescatar la droga que se le ha caído en el inmundo water de un baño público.

aC2TK

Con este malabarismo cinematográfico colocaban su propia barrera entre Ken Loach y sus amigos, mientras que se aproximaban a Tumba abierta, la primera película del trío. El efecto no se hizo esperar y, desde su estreno, la película ha ocupado ampliamente la atención de la prensa, la crítica y el público. Fanáticos a ultranza no le faltan. Y he aquí la paradoja, Trainspotting indujo a comportamientos obsesivos, a que la gente hiciera cosas tan patéticas e inútiles como aprenderse de memoria todo lo relacionado con… Trainspotting.

ALGUNAS COSAS QUE HAY QUE SABER

⊗ Casi todos los interiores de Tranispotting se rodaron en una fábrica de cigarrillos que estaba abandonada.

⊗ Antes de rodar, los actores pasaron un periodo de convivencia. Vieron y analizaron las películas La naranja mecánica, El buscavidas, Uno de los nuestros, Los viajeros de la noche y El exorcista.

⊗ La estética siniestra y depresiva de Trainspotting está inspirada en la desgarradora obra de Francis Bacon.

⊗ John Hodge, el guionista, es médico. En un principio alternó su profesión con la de escritor. Después de Trainspotting decidió que el cine era más rentable que la medicina.

⊗ Ewan McGregor debió adelgazar 12 kilos para poder realizar el papel de Renton.

⊗ Tal es la complejidad del slang que hablan los jóvenes de las calles de Escocia que, en Estados Unidos, Trainspotting tuvo que ser exhibida con subtitulos.

⊗ Hay nueve escenas que se suprimieron de la versión original de Trainspotting, llegó a circular un vídeo pirata por el Reino Unido con las escenas.

⊗ A pesar del éxito de Trainspotting, su lista de premios no es demasiado cuantiosa. Obtuvo una nominación al Oscar para el mejor guión adaptado y algunos premios francamente menores.

⊗ En España, Trainspotting logró recaudar 440 millones de pesetas. Se estrenó modestamente el 27 de noviembre de 1996 con 48 copias en todo el país y sorprendentemente se mantuvo en cartelera a lo largo de 31 semanas, atrayendo la atención de 783.854 espectadores.

TRAINSPOTTING EL DISCO

Juventud y drogas están muy unidas a la música, y una de las mejores películas que casi cerró el siglo 20  que tratase sobre juventud y drogas, estaba obligada a tener una potente banda sonora. El disco es un delirante paseo sonoro que se inicia con Iggy Pop, verdadero objeto de admiración de Irving Welsh, que interpreta el tema Lust for life, para seguir con el tema Trainspotting, con Primal Scream, hasta aterrizar en curiosidades como esa versión del Atomic, de Blondie, retomada por Temptation,  así como también canciones de Blur p Pulp.

“Trainspotting más que una moda fue un fenómeno sociológico heredero de tres conceptos, sexo, droga y rock and roll (…) la película tiene una gran dosis de autenticidad, especialmente en aquellas escenas que muestran hasta el mínimo detalle todos los preparativos de la heroína antes de ser inyectada. El ritual de preparación de la droga es uno de los momentos más brillantes del filme”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cult-Movie, Drama, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Trainspotting

  1. Recomiendo darle play al video de Iggy y luego ponerse a leer el post. Buenos datos. Me gustó la lectura que le haces a la película.

    Le gusta a 1 persona

  2. lydiaac dijo:

    La sociedad-suciedad de aquel Edimburgo suburbial, arrastrado por el paro, la desidia, y el asco a todo lo que sonase a burgués hace que los protagonistas de esta película busquen una salida, y la única que encuentran es la heroína.
    Cualquier intento de salir de ese mundo de drogadicción es anulado rápidamente por el grupo.
    Hoy en día la heroína está en desuso, el ritmo actual pide más velocidad, más actividad, más, más…
    Película impactante donde las haya. Produce tantos sentimientos encontrados como los que Ewan y su “pandilla” sienten.
    Grande tu post sobre este film. Gracias .

    Le gusta a 1 persona

  3. iñigo dijo:

    Estupenda película, que sin embargo, no me apetece vol ver a ver. Me dejó un regustillo extraño.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s